Ocio Costa Blanca

6 Ideas para celebrar San Valentín con niños


Familia en casa.

¿Quieres hacer algo especial el día de los enamorados, pero no tienes ni idea de cómo celebrar San Valentín con niños?

Está claro que el 14 de febrero es una de las fechas marcadas por todos en el calendario. Además, si tienes peques, te encantará saber que cada vez es más habitual incluirlos en los planes de este día. Al fin y al cabo es una fecha para celebrar el amor así que, ¿qué mejor compartirlo con tus seres queridos y en familia?

Celebrar San Valentín con niños

Celebrar San Valentín con niños es una oportunidad perfecta para reforzar los vínculos familiares y desarrollar la comunicación. Además, es una ocasión ideal para crear momentos únicos y fomentar su creatividad, su imaginación y su capacidad para trabajar en equipo. Aquí os dejamos 6 ideas para organizar el 14 de febrero en compañía de los peques.

Desayunos románticos

Preparar recetas sencillas de repostería con motivos de San Valentín es una gran manera de dar los buenos días, ¡y algo súper divertido para los peques!

Para preparar un delicioso desayuno de San Valentín, no es necesario demasiados ingredientes y los más pequeños podrán ayudaros a prepararlos sin dificultad. Desde hornear galletas con forma de corazón, hasta tartas o bollos caseros. Hay mil posibilidades. Sin duda, el chocolate caliente, la mermelada de fresa y la nata no pueden faltar. Una vez lo tengamos todo listo, ¿quién se apunta a llevarle el desayuno a mamá o a papá a la cama?

Cocinando en familia.

Manualidades de San Valentín

Las manualidades, con motivos de San Valentín, son una actividad ideal para fomentar toda su creatividad, autoconfianza y perseverancia. Pueden ser desde dibujos o tarjetas pop up, hasta marcos de fotos, pasando por cualquier tipo de decoración para casa.

Manualidad de San Valentín.

No es necesario que compres nada, buscar cosas que tengas por casa será suficiente y, de esta manera, se fomenta más la creatividad y valores relacionados con el reciclaje y el reaprovechamiento. Incluso pueden personalizar los platos y vasos para la cena romántica. Dejad que los niños indiquen las ideas de cómo quieren decorar cada rincón del hogar. Lo importante es que lo hagan ellos mismos con sus propias manos y activen toda su imaginación.

Todas estas manualidades pueden convertirse en regalos perfectos. ¿Por qué no un amigo invisible casero? Es una opción ideal para un día así.

Karaoke familiar

Un karaoke asegura risas y diversión. Más aún si se trata de canciones románticas. Además, los niños desarrollan múltiples habilidades con el karaoke. Les ayuda a perder el miedo escénico y permite la expresión corporal. Por otro lado, mejora la concentración, estimula la memoria y la imaginación.

Te damos una idea más, ¿y si cada uno elige sus canciones románticas favoritas? Es una oportunidad para descubrir sus gustos musicales y también para ellos descubran los tuyos. ¡Les encantará saber qué canciones te gustaban cuando tenías su edad!

Cena para toda la familia

Los niños tienen una imaginación desbordante, ¡también para aplicarla en la cocina! No tienen limitaciones mentales y la mezcla de alimentos, colores y formas de emplatar pueden llegar a dar resultados sorprendentes. Con sus edades es básico probar cosas nuevas y explorar ámbitos desconocidos que les enseñe a expresarse.

En el día de los enamorados no puede faltar una cena inolvidable. A los más pequeños les encantará preparar la cena en la cocina con vosotros. Además, es una excusa perfecta para realizar una actividad que estimule sus sentidos. Les anima a probar nuevos sabores e ingredientes y a trabajar en equipo. No hace falta hacer recetas complicadas y elaboradas, se trata de que los niños aprendan, se diviertan y experimenten. Dejad que se pringuen las manos.

¡Les encanta hacer de camareros! Ellos serán quienes decidan cómo decorar la mesa y con qué. Podrán usar las manualidades que habéis estado haciendo durante el día. Os sorprenderá su imaginación para cuidar los detalles y ocuparse de cosas que normalmente no hacen. Siempre a su manera. Además, convertirá la cena en un momento más único y especial.

Noche de cine

Una película romántica es algo imprescindible cuando se trata de pasar San Valentín con niños y en casa. Acompañados del sofá y de la manta, y como no, rodeados de dulces. Para los más pequeños, los clásicos de Disney pueden ser una gran opción, así como animaciones más recientes. De cualquier manera, nunca fallan las plataformas de streaming con sus secciones de películas románticas y para toda la familia. ¡Siempre puedes dar el mando a ellos!

Mando de televisión.

San Valentín con niños, ¡una última idea!

Una escapada familiar es una forma ideal de hacer de este 14 de febrero una fecha inolvidable. De esta manera, todos lo pasaréis en grande rompiendo con la rutina y pasando tiempo en familia. Alquilar una villa vacacional puede ser la mejor opción para pasar unos días con los más pequeños, pues podréis encontrar toda la intimidad, la seguridad, la comodidad y el espacio que necesitáis. Además, descubriréis los alrededores de las villas. Visitar Benissa, Altea o Calpe con niños son planes que no te dejarán indiferente.

Alquiler de casas vacaciones

Los niños pueden disfrutar de jardines amplios al aire libre para jugar en un entorno seguro. Es el espacio perfecto para hacer todas las actividades de este post, así como juegos en familia. Además, contáis también con barbacoa y piscina privada, unos imprescindibles que nunca fallan. Todo ello con las mejores vistas al Mediterráneo. ¡San Valentín te espera en la Costa Blanca!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *