Calpe

El peñón de Ifach en Calpe, ¡te lo contamos todo sobre él


Peñón de Ifach en Calpe

El Peñón de Ifach es sin lugar a dudas el mayor distintivo de Calpe. Dominando el paisaje, se alza majestuoso con sus 332 metros de altura y es visible desde mucho antes de llegar a la ciudad. ¡Es el encargado de dar la bienvenida a todos los que visitan Calpe!

Pero el Peñón de Ifach en Calpe, es también uno de los símbolos del Mediterráneo Valenciano, por eso, durante tus vacaciones en la Costa Blanca no puedes dejar de subir al Peñón y visitar, bien el parque natural que lo rodea o la cima, ¡si eres de los más atrevidos! Elijas lo que elijas, en este post te lo contamos todo sobre el Peñón d’Ifach para que puedas planear tu visita y conocer de antemano todas las curiosidades de esta mole de piedra, ¡es una de las cosas que ver en Calpe más imprescindibles!

El Peñón de Ifach, ¡un parque natural muy singular!

El Peñón d’Ifach es uno de los recursos más singulares de la Comunidad Valenciana, ¡también del Mediterráneo! Y es que se trata de una gran mole de piedra calcárea unido a la península por una franja estrecha de tierra. Si bien, los expertos coinciden en que el Peñón pudo haber sido hace muchos años una isla. El Peñón es además, la parte final de la cordillera Bética y el hogar de muchas especies entre las que destacan sobre todo las aves, ¡hasta 80 especies habitan en algún momento del año en el Peñón! Entre ellas destacan algunas como las gaviotas, los halcones, los piqueros o los cormoranes. Estas comparten espacio con una fauna bastante singular, como por ejemplo la Silene D’Ifach, una planta perenne, con una flor violeta muy particular que únicamente crece en zonas de Ibiza, la Marina Alta y si, el Peñón de Calpe. Durante años se creyó extinguida, pero poco a poco se ha ido recuperando.

Además, el Peñón d’Ifach también es un yacimiento arqueológico con los restos de un antiguo poblado medieval conocido como la Pobla d’Ifach.

Por su singularidad, el Peñón de Calpe es parque natural desde 1987 y no solo eso, tiene el honor de ser uno de los parques naturales más pequeños de Europa, con apenas 50 hectáreas y, al mismo tiempo, ¡uno de los más visitados! Un must de tus vacaciones en la Costa Blanca.

Peñón de Ifach en Calpe

Ruta al Peñón d’Ifach

La ruta hacia la cima de Peñón d’Ifach es de dificultad media, media alta en algunos puntos. La primera parte, hasta el centro de interpretación es relativamente sencilla y con buen calzado, es recomendable para toda la familia. La subida hasta la cima, ya requiere de cierto nivel adicional.

Primer tramo, hasta el centro de interpretación del Peñón d’Ifach

Nuestra ruta empezará en el parking de visitantes del Peñón d’Ifach, situado al final de la calle que lleva el mismo nombre. Aunque está perfectamente indicado en toda la localidad, la dirección para llegar es la del Puerto de Calpe.

Desde el parking, únicamente tendremos que empezar a subir a través de la pista forestal. Por el camino, encontrarás vista hacia el Puerto y hacia las playas de la Fossa y de Levante. Pararse a sacar alguna foto es la excusa perfecta para recuperar el aliento. Poco a poco, llegarás hasta el Centro de Interpretación del Parque, donde un torno controla la entrada para llevar el recuento de visitantes. En el Centro de Visitantes encontrarás información sobre la flora y la fauna del Parque, ¡una buena ocasión para aprender un montón de cosas sobre el terreno!

Segundo tramo, hasta el túnel del Peñón

Llegados a este punto, el camino se vuelve más estrecho y se complica un poco. Con cuidado, llegaremos hasta un túnel excavado en la roca. El túnel se perforó con dinamita por uno de los dueños del Peñón, como lo lees. Y es que a finales del siglo XIX el Peñón salió a subasta dado que desde el punto de vista administrativo, era poco útil disponer de un espacio en el que apenas había terreno plano y de superficie prácticamente rocosa. Tanto el túnel como el acceso al mismo es resbaladizo, por lo que tanto si vamos con calzado poco adecuado o poco equipados, como si vamos con niños o personas mayores, tal vez sea el momento de tomar un par de fotos y dar la vuelta. Te garantizamos que desde este punto las vistas ya son espectaculares.

Tercer tramo, ¡hasta la cima!

Ahora es cuando hay que extremar el cuidado, el camino se vuelve peligroso en cierto punto dado la estrechez del mismo y el suelo resbaladizo. Hay que seguir ascendiendo hasta llegar a una intersección en la que una señal nos indicará la subida a la cima o el desvío hacia un mirador llamado de Carabineros. No está de más pararse para disfrutar de las vistas. Cuando terminemos, volveremos sobre nuestros pasos, hasta la señal, para ahora sí, seguir ascendiendo. Este es el trozo más complicado, pero una vez arriba, ¡solo te quedará disfrutar de las increíbles vistas! En los días más soleados, incluso es posible ver las islas de Formentera e Ibiza y también el cabo de Santa Pola.

Vistas desde lo Alto del Peñón de Ifach

Cuando visitar el Peñón de Ifach 

El clima en la Costa Blanca es siempre genial, con temperaturas que rara vez bajan de los 10ºC. Sin embargo, en verano, con el calor apretando sumado al esfuerzo físico, subir a la cima del Peñón en las horas centrales del día puede ser algo desaconsejable. Por eso, si visitas Calpe en verano o te alojas en algún apartamento o villa en Calpe, te recomendamos aprovechar la primera hora de la mañana o la última de la tarde para subir a la cima, cuando el calor aprieta menos.

Durante el resto del año, con las temperaturas suaves y prácticamente 360 días de sol, no tendrás problemas para disfrutar del Peñón d’Ifach en todo su esplendor.

¿Listo para descubrir el Peñón de Ifach en Calpe?

Ahora que ya sabes todo sobre el Peñón d’Ifach, ¡solo falta que vengas a descubrirlo! No olvides traer la cámara y los prismáticos, ¡las vistas son increíbles! Fíjate lo bien que se ven todas las playas y calas de Calpe.

Vistas desde lo Alto del Peñón d'Ifach

Calpe tiene infinidad de recursos y cosas para hacer: las calas, las playas, la naturaleza, la gastronomía mediterránea, sus tradiciones, ¡los mercadillos de Calpe son también muy famosos! Y es que es un lugar perfecto para unas vacaciones o una escapada. Por eso, si quieres descubrir a fondo esta localidad llena de encanto, te recomendamos que guardes un par de días de tu calendario y alquiles una villa o apartamento en Calpe. Así tendrás la independencia que necesitas para descubrirlo todo a tu ritmo y disfrutando de las mejores instalaciones: piscina privada, barbacoa, jardines… Échale un ojo a nuestros alquileres en la Costa Blanca y elije el que más te guste. ¡Te esperamos!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *