Municipios Costa Blanca

Cosas que ver en Calpe


¡Será por cosas que ver en Calpe! Además de su maravilloso clima y su fabulosa gastronomía, Calpe posee monumentos únicos y entornos naturales sobrecogedores que hacen de este municipio uno de los sitios más visitados de la Costa Blanca.

Aunque haya un montón de cosas que ver en Calpe, en este post hemos querido recomendarte 6 que no puedes dejar de visitar. ¡Presta atención y no te pierdas nada!

Cosas que visitar en Calpe, ¡no te las pierdas!

El Peñón de Ifach

Declarado Parque Natural en 1987, el Peñón de Ifach es uno de los símbolos más importantes de la Costa Blanca. Se trata de una gran roca que se alza a 300 m de altura coronando la geografía del municipio.

Si vienes a Calpe, no puedes dejar de visitarlo, ¡es un clásico! Podrás ascender hasta su cima siguiendo una maravillosa ruta de senderismo que discurre entre miradores, restos arqueológicos de un antiguo poblado íbero, antiguos puestos de vigilancia, un túnel y hasta un museo. Si te animas, podrás llegar en coche hasta el pie del Peñón y aparcar en el parking que encontrarás. A partir de aquí, ¡solo tienes que seguir el sendero!

Aunque la ruta es apta para familias, a partir del túnel te recomendamos no seguir si vas con niños muy pequeños y continuar solo si llevas el calzado adecuado, ¡puede ser algo resbaladizo! Si continuas, a la salida del túnel encontrarás un pequeño mirador desde el que los días claros podrás ver la isla de Ibiza y el Cabo de Santa Pola.

Si llegas a la cima, la vista es todavía más espectaculares. Podrás contemplar las salinas, el municipio y también las Playas de la Fossa y del Arenal – Bol.

Vistas desde el Peñón de Ifach

Los edificios de Ricardo Bofill

Los edificios de Ricardo Bofill se han convertido en una de las cosas que ver en Calpe favoritas de instagramers y fotógrafos. ¡No nos extraña!

En los años 70, el arquitecto postmodernista Ricardo Bofill construyó una serie de espacios sensacionales que marcaron tendencia por sus formas y colores. En Calpe tenemos la suerte de contar con dos de ellos: La Muralla Roja y el Edificio Xanadú. Estos edificios son residenciales y sus formas se adaptan a la perfección a la zona y acantilados sobre los que están situados, replicando antiguas estructuras como fortalezas o castillos.


Edificio de Ricardo Bofill

Sobre la Muralla Roja, te diremos que se trata de uno de los proyectos de arquitectura más populares en la Costa Blanca, por sus colores y formas, se ha convertido en uno de los monumentos más visitados de Calpe. Se trata de un edificio de viviendas en la urbanización de la Manzanera, por ello, si lo visitas, te pedimos que lo hagas con respeto hacia los vecinos. En La Muralla Roja encontramos escaleras, patios y puentes cruzados entre sí, como formando un gran laberinto. No obstante, es la forma en la que se organiza la entrada a los 50 apartamentos. Así, si lo observas, te darás cuenta que su forma recuerda mucho a un recinto fortificado que emerge del acantilado. No en vano, se dice que en él Bofill reflejó su admiración por la arquitectura árabe y en particular por las alcazabas, espacios fortificados de origen bereber. Ya, por último, te diremos que la forma de la Muralla Roja se basa en una cruz griega, con colores rojos en el exterior, pero azules en el interior.

Por su parte, el edificio Xanadú también se encuentra en la Manzanera y también se asemeja a una fortificación, si bien, está inspirada en el Peñón de Ifach, replicando su forma.

Aunque menos conocido que los anteriores, hay un tercer edificio de Ricardo Bofill, el Anfiteatro de Calpe. Se trata de un conjunto de 27 apartamentos de lujo orientados hacia el Peñón, en la Partida Manzanera, junto con el resto de sus edificios. Lo que más destaca del Anfiteatro es, como su nombre indica, su forma semicircular, con un espacio central cerrado.

Yacimientos Arqueológicos

Sin duda, Calpe fue una ciudad muy importante desde sus orígenes. Prueba de ello es que encontramos varios yacimientos arqueológicos de gran valor. Del más antiguo de ellos ya te hemos hablado antes, se trata del poblado íbero del Peñón de Ifach. Pero, además de él, encontramos también el Yacimiento Arqueológico de los Baños de la Reina del siglo VII d.C. El yacimiento se compone de un palacio romano, unas termas, una piscifactoría y varios edificios de uso más rústico. En la actualidad, solo se ha excavado el 25% de su superficie y de forma puntual, la tourist info organiza visitas guidas.

El yacimiento se encuentra justo enfrente de las Salinas, por el Paseo Marítimo de la Playa del Bol justo al pasar la Cala Morello.

Destaca sobre todo las piscifactorías, en las que hoy por hoy puedes bañarte y que se dividen en seis pequeñas balsitas. Como curiosidad te contaremos que, con el paso de los años, el yacimiento se popularizo con el nombre de Los Baños de la Reina Mora porque se pensaba que las galerías de desagüe se utilizaban a modo de túneles por los que la reina llegaba hasta la costa. Así, en la leyenda, el vivero de peces no era tal, sino una piscina para que la reina pudiera disfrutar del mar.

Baños de la Reina Mora

Además de los baños de la Reina, encontramos también las Termas de la Muntayeta, justo al lado. Se trata de un pequeño conjunto termal de unos 500 m2 de superficie. Entre los hallazgos encontrados durante su excavación, se conservan varias balsas y una natatio de agua fría.

Las mejores calas de Calpe

No hay ninguna duda de que Calpe es un destino de playa perfecto. Pero, además de sus largas playas de arena fina, no puedes irte sin explorar alguna de sus calas, ¡son un imprescindible de las cosas que ver en Calpe, ¡te encantarán! Encontrarás calas para todos los gustos: apartadas para los más aventureros o para aquellos que busquen un baño tranquilo, pero también de fácil acceso para aquellos que vayan en familia. La Cala Calalga, Puerto Blanco o la Cala de les Bassetes son solo algunas de ellas, pero en nuestro post sobre las mejores calas de Calpe encontrarás muchas más, ¡descúbrelo!

Las salinas de Calpe

¿A quién no le han llamado la atención las salinas cuando ha llegado a la ciudad? ¡No es para menos! Las salinas de Calpe son únicas por eso, no puedes perdértelas. Pero, ¿qué son las salinas? Bien, exactamente, las salinas son una gran laguna de agua salada. Se formó gracias a la posición del Peñón, que facilitó el deposito del agua, pero también por la formación de una barrera al oleaje por las Playas del Arenal, de la Fossa y del Cantal Roig.

Las salinas ocupan un total de 41 hectáreas y en ellas se han llegado a documentar hasta 173 especies diferentes de aves. Si eres un fanático del birdwatching, ¡te encantará explorar la zona! En ella destacan sobre todo los flamencos, las garzas, las garcillas o los cormoranes. En su día, las salinas se explotaban comercialmente y, de hecho, podemos imaginarnos su importancia en una localidad pesquera como Calpe, donde la sal era vital para la conservación de los alimentos, en particular del pescado.

Salinas de Calpe

Si quieres descubrir las salinas de cerca, te recomendamos que hagas la ruta de senderismo que la bordea. Además de sorprenderte con su vegetación, ¡podrás descubrir todas las especies!

La lonja y el puerto

Visitar la lonja es una de las cosas que ver en Calpe más originales y divertidas. La lonja, que encontrarás en el puerto pesquero es el edificio donde se celebra la subasta de pescado. Así, podrás ver en primera persona como se realizar la venta del pescado que los pescadores de Calpe han capturado durante el día. ¡Es una de las actividades con más tradición!

La subasta se realiza todos los días, de lunes a viernes, a las 17.00h. Antes de esa hora, verás como los barcos van entrando poco a poco al puerto, en orden, y progresivamente van descargando toda la captura.

Lonja de Calpe

Posteriormente, el pescado se irá colocando en cajas y después en una cinta transportadora que pasa por delante de los compradores. Se mostrará un precio en las pantallas, junto con la información de su procedencia y peso. El precio irá descendiendo progresivamente hasta que alguno de los comerciantes pulse el botón del que disponen, lo que significara que lo ha comprado. Todo se desarrolla a la vista del público, que sobre la pasarela va observando cómo se desarrolla la subasta.

Lonja de Calpe

Si te acercas hasta el puerto, además de la lonja, podrás disfrutar de un buen paseo por sus alrededores. Encontrarás un montón de restaurantes en los que poder disfrutar de deliciosos pescados y mariscos.

El Casco Antiguo

El Casco Antiguo de Calpe es uno de los centros históricos más desconocidos de la Costa Blanca, pero no tiene nada que envidiarle a otros como, por ejemplo, el de Altea.

Antiguamente, los ataques de los piratas berberiscos eran habituales en estas zonas de la Marina, por ello, los municipios se alejaban del litoral y se protegían con murallas. Todavía hoy puedes observar resto de la de Calpe que recorría el perímetro del Casco Antiguo. Te recomendamos que dediques algo de tiempo a explorar el centro de Calpe. Puedes empezar por el Forat de la Mar para seguir por el antiguo arrabal.

Te recomendamos que visites el Torreó de la Peça, puesto de vigilancia que hoy alberga el museo de Coleccionismo, el Museo de Historia, la calle Puchal con su escalera pintada con los colores de la bandera de España, el Ayuntamiento Viejo, la plaza de la Constitución o la Calle Mayor con sus tiendas. A lo largo de tu recorrido podrás encontrar varios murales y mosaicos, con escenas de Calpe y de sus tradiciones.

Y, si nos visitas en verano, te recomendamos que visites el Casco Antiguo de noche. ¡Verás que ambiente! En verano, la mayoría de restaurantes colocan sus mesas en el exterior. Además, al caer el sol se organizan distintos mercadillos de artesanías. ¡Seguro que encuentras los souvenirs más originales!

Ahora que conoces todas las cosas que puedes hacer en Calpe, ¿qué vas a hacer primero? ¿Cuáles son tus cosas favoritas que ver o hacer en Calpe? ¡Os leemos!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *